Violencia contra la mujer.

Ocho claves para incorporar un Sistema de Monitoreo, Evaluación y Aprendizaje (MEL) en mi organización
agosto 6, 2019

Una mirada desde la perspectiva de los programas sociales.

Las estadísticas en Argentina nos permiten comprender con facilidad que la violencia contra la mujer es un problema muy alarmante en nuestra sociedad. Sólo por mencionar algunos datos obtenidos de las mismas: cada 30 horas muere una mujer en Argentina[1], el 90% de los feminicidios son cometidos por un hombre en el círculo más cercano a las víctimas y el 65% de los crímenes ocurren en la vivienda de la mujer[2]. Por otro lado, de acuerdo con el primer Índice Nacional de Violencia Machista[3], 9 de cada 10 mujeres sufren maltrato ambiental en pareja[4] mientras que 7 de cada 10 sufren maltrato físico.

En el mundo, las cifras no difieren mucho, al menos en promedio[5], por lo que ha adquirido el carácter de pandemia, tal como lo define ONU MUJERES[6]. Es importante destacar que la violencia contra las mujeres no sólo perjudica a las víctimas, sino que también afecta a las familias y a la sociedad en su conjunto; y que no es únicamente de carácter físico sino que puede ser psicoemocional, sexual, obstétrica, contra la libertad reproductiva en pareja, económica y patrimonial, el acoso en espacios públicos, entre otras.

Algunos tipos de violencia hacia la mujer. / Hashtags trend topics internacionales sobre violencia contra la mujer. Fuente: ONU Mujeres.

Frente a esta problemática, se han desarrollado diversos programas sociales con distintos enfoques y abordajes. Originalmente, se ha puesto el foco en la asistencia a las víctimas de violencia, en donde los centros de mujeres y líneas telefónicas de acompañamiento se presentan como las principales iniciativas.

Sin embargo, el foco en la asistencia no ha sido suficiente para la erradicación del problema. Por eso, se ha incorporado la perspectiva de la prevención de la violencia contra la mujer brindando herramientas a las víctimas para la identificación de situaciones de violencia con el objeto de poder prevenirlas y denunciarlas a tiempo. Asimismo, esta perspectiva reconoce que es fundamental trabajar en quienes ejercen y perpetúan esa violencia, y ahí se enmarcan también los hombres y la sociedad en su conjunto. Para esto, se requieren abordajes más integrales que comprendan la problemática desde todas sus aristas y complejidad.

En esta línea, ha cobrado mucha importancia la incorporación de programas sociales que trabajan sobre los modelos de masculinidades y en el cambio del rol de la mujer en distintos ámbitos de la sociedad, como el mercado laboral, al interior de los hogares, la educación de niños y niñas y los medios de comunicación.

En ZIGLA trabajamos apoyando a distintos programas sociales que abordan la problemática tanto desde la perspectiva de la asistencia como de la prevención. Dentro del primer enfoque, hemos acompañado entre los años 2010 y 2012 a ONU Mujeres y a la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina en la recolección, análisis y difusión de información derivada de los casos de mujeres asistida y en la sistematización del modelo de atención. Esto permitió que las Cortes de otras provincias puedan incorporar este modelo de forma eficiente brindando a las mujeres de todo el país un mayor acceso a la justicia. 

En cuanto a la prevención, hemos trabajado con distintos proyectos:

En el marco del programa WomenChangeMakers, acompañamos a Themis, una ONG brasilera que brinda apoyo legal a mujeres. Con el soporte de Google, esta organización ha desarrollado una app, PLP 2.0, que cuenta con un dispositivo que puede ser activado para llamar a la Brigada Militar y a asistencia legal, previniendo que casos de violencia contra la mujer sean agravados. En este caso, trabajamos participativamente en la identificación de necesidades de fortalecimiento institucional. Actualmente Themis está recibiendo distintas colaboraciones de consultores externos que contribuyen a que la organización pueda crecer de manera sostenible.

Además, trabajamos desde el año 2014, con el equipo de The Womanity Foundation en el programa Womanity Award en diversas iniciativas de monitoreo y evaluación. Este programa financia y acompaña la adaptación de un programa exitoso de prevención de violencia en contra de la mujer en otro país. Un aspecto innovador de Womanity Award es que en cada edición, se enfoca en un componente específico de la prevención de la violencia en contra de la mujer. En la primera, apoyó la adaptación de un programa exitoso de Brasil enfocado en masculinidades en el Líbano de un programa exitoso de Brasil enfocado en masculinidades. En la segunda, el foco estuvo en la violencia en las redes adaptando un programa de Estados Unidos en México) y en la tercera, se seleccionó un proyecto para generar ciudades más seguras para las mujeres mediante una app desarrollada en India que se adaptará en Sudáfrica.

A lo largo de sus distintas ediciones, apoyamos a Womanity Award en:

  • Evaluación de su estrategia y modelo de intervención – 2014 y 2018.
  • Evaluación de sus procesos – 2016
  • Su proceso de selección de nuevas organizaciones a apoyar (partners) – 2018
  • Identificación de necesidades de fortalecimiento institucional de sus partners – 2019

De esta manera, el programa ha podido incorporar las distintas oportunidades de mejora que han surgido de nuestro trabajo para poder crecer y mejorar los resultados positivos que generan en sus partners.

Desde la perspectiva de programas sociales, es fundamental entender que ambos enfoques (tanto el de asistencia como el de prevención) son importantes y complementarios para abordar la problemática de violencia contra la mujer de manera integral y sostenible.

Diversas organizaciones de todos los ámbitos del mundo social podemos trabajar con distintas perspectivas y acciones para lograr la erradicación de la violencia en contra de las mujeres.

[1] La Casa del Encuentro registró 295 para el año 2017, lo que da un femicidio cada 30 horas.

[2] Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa)

[3] http://contalaviolenciamachista.com/resumen.html

[4] Indica la experiencia de al menos una situación de maltrato no necesariamente físico en pareja.

[5] Según un Informe de la Oficina de Naciones Unidas, mas de 238 mujeres son asesinadas a diario en el mundo (casi 30 por hora), donde  el 58% de las víctimas son asesinadas por sus parejas íntimas y familiares (137 mujeres a diario). United Nations Office on Drugs and Crime (2018). Global Study on Homicide 2018, p. 10. 

[6] António Guterres, Secretario General de ONU Mujeres

Comments are closed.