Evaluación: Gestión Descentralizada de los Servicios de Salud en Honduras

Información del caso

  • Cliente: Secretaría de Estado en el Despacho de Salud
  • Tipo: Gobierno
  • Alcance: Honduras
  • Año: 2016 - 2017
  • Agenda: Salud

En el año 2004 el Gobierno de la República de Honduras a través de la Secretaría de Estado en el Despacho de Salud-(SESAL) en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo-(BID) diseñaron una estrategia de descentralización de la provisión de servicios de salud para elevar los niveles de salud del pueblo Hondureño.

El modelo de gestión descentralizada consiste en la suscripción de convenios entre la SESAL y una entidad gestora que brinda un conjunto de servicios a grupos de poblaciones vulnerables residentes dentro de un área de influencia sanitaria. Este modelo de gestión por resultados se ha focalizado en los municipios con mayor nivel de pobreza y con los peores indicadores de salud del país. La relación contractual entre el gestor y la SESAL se regula a través de la firma de un convenio de gestión en el que se define la responsabilidad de la SESAL y del gestor, especialmente en lo referido a la población adscrita, cartera de servicios, metas, indicadores (producción, gestión y calidad), monto a pagar por los resultados, formas de pago, periodicidad de los desembolsos, incentivos y sanciones. El conjunto garantizado de prestaciones que se brinda a la población incluye: atención prenatal, atención de parto y puerperio, cuidados neonatales, cuidados nutricionales de los niños/as menores de 5 años, vacunación, atención a las enfermedades prevalentes de la infancia (como las diarreas, neumonías, parasitosis) y acciones de promoción y prevención en salud entre otros.

Tras 8 años de implementación del programa de descentralización, los resultados a simple vista parecían alentadores en materia de cobertura y acceso a servicios de salud. En consecuencia, en 2012 se tomó una línea de base de indicadores de acceso y calidad a servicios de salud para diversos centros que aún no habían sido alcanzados por el programa a fin habilitar la posibilidad de realizar un análisis antes-después.

En este contexto, ZIGLA ganó en Marzo de 2017 una licitación para llevar a cabo un operativo de recolección de información en 40 centros de salud descentralizados de 4 departamentos, para los cuales se contaba con línea de base.

La evaluación tuvo como principal objetivo estimar el efecto y determinar el impacto de la gestión descentralizada en el alcance y la calidad de la provisión de servicios de salud, identificar oportunidades de mejora y realizar recomendaciones. Para responder e estos requerimientos, ZIGLA se asoció a un partner local con capacidad logística para llevar adelante el trabajo de campo y conformó un comité ejecutivo con 6 especialistas multidisciplinarios con experiencia en sistemas de salud de gestión descentralizada que pudiesen supervisar la metodología, analizar la información y realizar recomendaciones técnicas orientadas a mejorar la gestión del programa.

  • Trabajo de Campo: Revisión de instrumentos de recolección de información, selección y capacitación de un equipo de 5 encuestadores locales y supervisión del trabajo de campo en 40 centros de salud de asistencia primaria descentralizados de los departamentos de Intibucá, La Paz, Lempira y Olancho.
  • Evaluación de Resultados: A fin de cumplir con los objetivos de la evaluación se optó por aplicar un enfoque mixto (cuali-cuantitativo). Para el enfoque cuantitativo se utilizó STATA para realizar el análisis descriptivo,  antes-después y de Diferencias en diferencias para caracterizar y determinar el impacto de la descentralización en los indicadores de calidad y cobertura de los servicios de salud. En el marco del enfoque cualitativo, se utilizó AtlasTi para codificar y analizar más de 50 entrevistas semi-estructuradas a enfermeros/as, directores/as de establecimientos de salud y responsables sanitarios regionales a fin de evaluar el contexto de cada establecimiento y comprender los mecanismos detrás de las variaciones observadas en los valores de los indicadores abordados con el enfoque cuantitativo.